Nos hacemos eco de un artículo publicado en la Revista TodoPyme del mes de Julio de 2.012, aunque fechado en 2.010, con un estudio realizado por la consultora independiente Quality Logic sobre el uso de los consumibles no originales en los dispositivos de impresión y en el que se deja de manifiesto de la poca rentabilidad, fiabilidad y el bajo rendimiento de los mismos. Aunque el estudio se centra en los consumibles de HP, las conclusiones pueden ser extendidas al uso de los consumibles de las distintas marcas existentes. Dice así:

El 41,7% de los tóneres no originales fallan.

Tanto autónomos como pymes buscan ahorrar de dónde sea para reducir costes y ser más productivos. Una de las preguntas que muchas veces se hace es si es más barato comprar tóneres compatibles o de relleno en vez de originales.

Pero más allá de la tentación inicial porque estos consumibles alternativos pueden llegar a costar bastante menos que los originales, habría que preguntarse: ¿se ahorra al comprar tóneres compatibles? ¿Cuáles terminan siendo los costes reales en el ciclo de impresión?

El tóner es una pieza fundamental, de hecho un tóner contiene el 70% del sistema de impresión, y cada vez que se reemplaza es como si se cambiara el motor de un coche, Según un estudio de la consultora independiente Quality Logic (http://www.qualitylogic.com/EMEAmonotonertest-Spanish.pdf) realizado en Europa, Medio Oriente y África en el que se han evaluado cuestiones como fiabilidad, densidad óptica y calidad de impresión, 41,7% de los tóneres no originales han sufrido algún tipo de fallo mientras que los originales no lo han hecho en ninguna ocasión.

En el estudio de la consultora independiente Quality Logic también se descubrió que el 39% de las páginas impresas con tóneres compatibles de otras marcas apenas se podían usar o eran totalmente inservibles mientras que el 97% de las páginas de prueba impresas con tóneres orginales han sido categorizadas como aceptables para todos los usos, incluyendo la distribución de esos materiales fuera de la empresa con clientes, y proveedores.

Asimismo, durante otra de las pruebas, los cartuchos de impresión originales han demostrado una sólida adhesión del tóner mientras que las páginas impresas con cartuchos compatibles han tenido problemas con la vinculación del tóner al papel. Cuando el tóner no se adhiere correctamente, hay una mayor probabilidad de que la impresión se efectúe mal o que ese tóner no adherido se “transfiera” a otras páginas, ensuciándolas. Los resultados del estudio demuestran que los consumibles originales ofrecen consistentemente más páginas de calidad profesional, lo que se traduce en mayor productividad para el negocio. Con cada compra de consumibles originales, los clientes pueden confiar en el retorno de la inversión. De hecho, los cartuchos compatibles pueden costar casi el doble que los tóneres originales  si se tiene en cuenta la poca fiabilidad y bajo rendimiento que han exhibido durante el test.