Consecuentemente con la evolución de la fotocopiadora hacia los equipos multifunción, todos los integrantes de las empresas de servicios que les atienden, atendemos, tanto la dirección, los comerciales, los técnicos, y los administrativos, estamos obligados a aumentar paralelamente nuestros conocimientos para poder dar cobertura a las necesidades de los clientes.

En los tiempos que la fotocopiadora era sólo una fotocopiadora, teníamos la imagen de un técnico como la de un mecánico, con un maletín que contenía herramientas, líquidos y piezas tanto grandes como pequeñas; comercialmente, las características de los equipos se basaban en velocidad, tamaño máximo de original y la copia, posibilidad de ampliar o reducir, doble cara, clasificado de juegos, y poco más.

Hoy en día, los técnicos, además de todo lo anterior, muy frecuentemente llevan un portátil, un disco duro portátil, un pendrive, diversos cables de conectividad y unos conocimientos informáticos cada vez más amplios. Los comerciales, una vez cubierta la necesidad física, a nivel de hardware, deben de considerar donde va ser instalado el equipo, en qué entorno informático, con todos sus detalles, cables, sistemas operativos, formatos de ficheros a ser impresos o escaneados, …

Incluso los compradores deben de conocer algunos términos, ya más que necesarios, para valorar un producto u otro.

Es por todo ello que todas las personas relacionadas con las fotocopiadoras estamos obligadas a una formación continua.

En esta categoría queremos ir desgranando este tipo de fundamentos necesarios.