Según barrapunto.com, finanzaspersonales.com.co y dinero.com, dos modelos Xerox, Workcentre 7535 y 7556, alteran al azar los números presentes en las páginas que escanean.

El científico informático alemán David Kriesel se dio cuenta y reportó en su blog, y el descubrimiento se volvió viral, hasta el punto de que Xerox respondió a las quejas, admitió el problema y anunció el lanzamiento de un software para hacer frente a él.

 

El problema es el siguiente: si uno escanea un documento en una fotocopiadora Xerox modelo Workcentre, los números y letras pueden aparecer modificados.

Según la compañía, esto ocurre cuando la gente cambia las preferencias de la calidad de la imagen que vienen por defecto en los ajustes de la máquina.

No es cuestión de resolución: algunas letras y números se pueden cambiar por otros si se modifica la resolución del documento que se quiere escanear de buena a normal.

Muchos realizan ese cambio con el objetivo de que el archivo digital sea más pequeño y, por ende, más fácil de guardar y enviar.

Entre más pequeño sea el número o la letra en los documentos originales, más probable es que ocurran las alteraciones.

Esto se da como resultado de una técnica de compresión de imágenes que se usa ampliamente en la industria. Se llama JBIG2.

Xerox dice que 14 de sus modelos producidos desde 2005 ofrecen la compresión JBIG2, lo que representa cientos de miles de fotocopiadoras. Si Ud. tiene una Xerox, quizá valga la pena revisar los documentos después de escanearlos.

 

En la mayoría de los modelos Konica Minolta, este problema no se hace. Existe una función de Escaneado a PDF Compacto, el cúal manteniendo la resolución reduce ostensiblemente el peso del archivo.