La firma electrónica es un concepto jurídico, equivalente electrónico al de la firma manuscrita, donde una persona acepta el contenido de un mensaje electrónico a través de cualquier medio electrónico válido.

Por ejemplo:

  • Firma con un lápiz electrónico al usar una tarjeta de crédito o débito en una tienda
  • Marcando una casilla en una computadora, a máquina o aplicada con el ratón o con el dedo en una pantalla táctil
  • Usando una firma digital
  • Usando usuario y contraseña
  • Usando una tarjeta de coordenadas.